Lunes, 02 de noviembre de 2009
Hoy es día feriado, no se trabaja, senadores y diputados están de vacaciones por unos días, después de una muy dura semana en que, prácticamente el único asunto que requirió de su atención fue el paquete fiscal propuesto por el presidente Calderón, previamente aprobado por los diputados. A final de cuentas, en las primeras horas del domingo, los sendadores votaron dicho paquete fiscal, que prácticamente se quedó igual a como venía de la Cámara de Diputados. Queda una sensación de desepción y frustración respecto al trabajo de los legisladores. Queda también el nada agradable sabor de la traición. La traición al pueblo de México, que una vez más vió como se le trataba de engañar con declaraciones duras y afirmaciones contundentes de que el aumento al IVA no pasaría, o que había que cobrarles impuestos a los empresarios evasores, etc., etc. Lo cierto es que, debido a la falta de un proyecto de nación que no sea más de lo mismo, nos tiene prácticamente detenidos en el tiempo y en el espacio, mientras que el resto del continente avanza hacia la recuperación y el crecimiento económico. Aun países que siguen todavía el modelo económico neoliberal, crecerán más que México. Es el caso del hermano país peruano. Nó sólo fue el menos afectado de América Latina por la crisis, sino que crecerá más que México, tomando medidas en sentido contrario a las que se han tomado aquí por el gobierno calderonista.
Mientras no seamos capaces de construir un proyecto nacional de largo plazo, una idea de país y sociedad, es imposible estrablecer un proyecto económico de larga duración. Eso queda claro. Y como no hay dicho proyecto sobre lo que queremos que sea México, andamos dando tumbos en todos los aspectos, nó sólo en lo económico, sino también en lo cultural, educativo, político y social. De ahí entonces que con un muy alto grado de miopía se haya estudiado el paquete fiscal de Felipe Calderón y el Sr. Cartens. Y de ahí que el resultado obtenido sea tan pobre y limitado, tanto que a duras penas, en el mejor de los casos, servirá para tapar el ya famoso boquete de las finanzas públicas y nada más.  No hay más allá. El próximo año, seguramente, estaremos de nuevo en las mismas circunstancias, los políticos estarán peleando por sus mesquinos y egoístas intereses del momento para que a final de cuentas, se obtengan resultados igual de limitados que el día de hoy. Así como falta un proyecto nacional, queda igualmente claro que falta una clase política a la altura de los problemas de México. La decadencia endémica es inocultable y notoria. Sus limitaciones intelectuales y morales evidentes. Su corrupción descarada y cínica. Con ellos poco o nada se puede hacer. Hace falta la renovación total de la clase política y, francamente, no se me ocurre como eso pueda suceder, sobre todo a corto plazo. Tal vez sólo sea posible a través de una sociedad civil, de una ciudadanía que se haga responsable y activa respecto al destino del país. Pero para que eso sea posible hay que acabar con el prejuicio ampliamente extendido a lo largo y ancho del territorio nacional, de que la política es mala y se reduce a grilla. Si hay algo que incluir en los sistemas educativos y de socialización es el arte de la política, vale decir, de la buena política, no de esa sórdida basura que hoy llamamos política.   Ojalá lo que acabamos de vivir nos haga reflexionar que como individuos y como sociedad no podemos seguir haciéndonos de la vista "gorda", fingiendo no darnos cuenta de lo que sucede, rehuyendo nuestas responsabilidades políticas y sociales. Si los políticos se han vuelto tan desvergonzados, cínicos y descarados, es porque saben que la ciudadanía ha renunciado tácitamente a sus derechos y obligaciones, salvo contadas excepciones. Se les ha dejado en completa libertad de hacer lo que les venga en gana, sin respeto a nada ni nadie. Mientras no recobremos el ejercicio de nuestros derechos políticos y económicos los políticos seguirán abusando y dándonos atole con el dedo.

Tags: Proyecto, nación, económico, político, corrupción, derechos, grilla

Publicado por pedro_aureo @ 9:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios