Viernes, 27 de noviembre de 2009
En México se piensa hoy que ser liberal es ser conservador, estar a favor del statu quo y de las causas más retrogradas. Esa impresión ha sido producto de una visión superficial y con enfoque economicista del liberalismo. Y si bien es cierto que existe un grupo de liberales que han asumido esa posición, no es de manera alguna la de todos los liberales. Desde un punto de vista filosófico y sociológico, ser liberal también significa, como ya lo hemos dicho, en otras oparticipaciones, estar en favor de la libertad del ser humano, del hombre y de la mujer; estar en favor del respeto a sus derechos, de la tolerancia, de la democracia, del diálogo, del acuerdo, del respeto incluso a las minorías, porque finalmente nadie se puede asumir como portador de la verdad, y menos aun de la verdad absoluta. Partieno de dicha idea, ser liberal es ser radicalmente progresista y por ello de izquierda, aunque sea una izquierda diferente al anarquismo, el socialismo o el comunismo, generalmente identificadas con esa ala política.  Es estar a favor de dejar de considerar que en todo problema el individuo debe ser sacrificado en favor de las mayorías; es reconocer la existencia y la valía de cada ser humano y es pensar que cuando cada individuo, pueda desarrollar todas sus habilidades y capacidades corporales, intelectuales y morales, y su vocación, estará en mejores condiciones de aportar algo valioso a su sociedad. Por otra parte, ser liberal es pensar que el futuro puede y debe ser mejor; que el presente nunca será tan bueno como el futuro próximo. Por ello, para el liberalimo que defendemos, no se ha acabado la historia, y ni se ha logrado establecer el mejor régimen político, económicos y social posible, estos están aún por construirse, y a ello se convoca a toda persona, a todo ciudadano. Desde la perspectiva que defendemos, la libertad de unos no se puede fincar en el sometimiento y la esclavitud de otros. Por eso, todo liberal debe promover activamente el que otros también sean libres y alcancen el más alto grado de bienestar posible. No hacerlo así es reproducir esl satu quo en donde visto a fondo, todos seguimos siendo esclavos unos de otros.
Ser liberal es, pués, ser progresista, que la mayoría, si no es que toda la población, tenga efectivamente libertad de pensamiento, opinión, expresión; que tenga de accefectivamente libertad ión en cuialquier actividad que decida emprender; que tenga igualmente la misma base mínima necesaria para que, a partir de esa base, se desarrolle plenamente como ser humano, incluyendo en eso su individualidad,tanto como su ser social, es decir, su participación en grupos, comunidades y organizaciones. Esa base la constituyen la educación formal e informal que hace posible la convivencia y las relaciones sociales; la cultura, la salud,la nutrición, la seguridad social y pública. el trabajo, la remuneración suficiente. Al Estado y la sociedad civil misma, corresponde crear y reproducir dicha base.
Por todo ello, la lucha liberal es contra todo intento de monopolozar el pensamiento, la economía, la política, la vida social y cultural; es contra tda mala intención de instaurar el aboslutismo y las verdades finales e incuestionables, es la lucha contra los prejuicios, el sentido común, y la unilateralidad de los puntos de vista. La psotura liberal es entonces una invitación a oir, a entender, a criticar, a proponer, a actuar,  en un ambiente de tolerancia y respeto, que permita la pacífica convivencia.
El progreso solamente se puede dar en un ambiente de libertad económica, política y cultural; el desarrollo de las ciencias sociales en general, y las profeiones liberales, no hubiera sido posible sin la decidida participación de los liberales, que con su lucha abrieron a las sociedades para pemitir la aparición de nuevas ideas, nuevas formas de organización, de trabajo, de producción, de arte etc. Cualesquiera que sean los nuevos proyectos políticos y económicos, los nuevos modelos de sociedad, si quieren ser progresistas y por ello, beneficiar al ser humano, no pueden dejar de lado ese gran legado del liberalismo: la libertad del individuo, el respeto a sus derechos humanos, la igualdad de oportunidades, la fe en la capacidad del hombre para superarse, ser creativo, original, activo y propositivo, es decir, ser más humano. 

Tags: Liberal, liberalismo, igualdad, oportunidades, respeto, tolerancia, individuo

Publicado por pedro_aureo @ 13:31
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
No mezclemos,por favor churras con merinas, el liberalismo es una cosa que todos conocemos y el progresismo es otra muy distinta, mal que se quiera en el extenso art?culo poner a la misma altura a unos y otros, a sabiendas que la diferencia es abismal.
Publicado por Abuela.Jemela
Viernes, 27 de noviembre de 2009 | 14:53
No mezclemos,por favor churras con merinas, el liberalismo es una cosa que todos conocemos y el progresismo es otra muy distinta, mal que se quiera en el extenso art?culo poner a la misma altura a unos y otros, a sabiendas que la diferencia es abismal.
Publicado por Abuela.Jemela
Viernes, 27 de noviembre de 2009 | 14:56
Gracias por su comentario, se agradece. Como pudo leer reconozco que gran oarte de los liberales se volvieron profundamente conservadores, pero esa no es mi posici?n, creo que un liberal debe ser progresista.
Publicado por pedro_aureo
Lunes, 30 de noviembre de 2009 | 9:56