Mi?rcoles, 02 de diciembre de 2009
2010 pinta como un año difícl para México en política y economía. y seguramente así será. Pero es también un año en que se celebrarán 200 años de vida independiente, que no han sido nada fáciles y 100 de la gesta Revolucionaria que dió origen al México moderno. También son 100 años de existencia de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México, coloquialmente conocida como la UNAM. Y no es un aniversario cualquiera. Es la celebración de los 1000 años de vida de una institución sin la cual México estaría en una situación aun  más precaria y frágil. Cien años del desarrollo de la cultura, la ciencia, la tecnología, el arte y las humanidades. Cien años de forjar el patrimonio espiritual de nuestra nación y cien años de existencia de la insttitución que aglutina en su seno a lo mejor de lo mejor de este país. Así, no hay mexicano que no deba sentirse orgulloso de éstos 100 años de presencia en la vida nacional independientemente de si es egresado o no de la UNAM. Es la Universidad de todos los mexicanos y sus puertas están abiertas a cada uno(a) de ellos(as) de muchas maneras; a través de estudios medio superiores, de licenciatura o posgrado; a través de la investigación científica y tecnológica; a través de  la radio y televisión; a través de cursos de extensión y actualización, o por medio de sus bibliotecas y centros de información. A través de sus múltiples actividades culturales, de sus museos y galerías o por medio de sus también múltiples publicaciones, o quizá  por conducto de su labor de servicio social a la comunidad también muy extensa. Ha sido gracias a esa enorme labor constante de docencia, investigación difusión y servicio, que la UNAM  se ha labrado ese importante lugar que hoy ocupa no sólo en México, sino también en América Latina y en el mundo.
Por ello, debemos celebrar con orgullo esos 100 años de existencia de la Universidad Nacional, y una de las mejores maneras es apoyando de la forma que sea posible las distintas labores que la UNAM realiza en favor de México; otra es cuidando su colosal patrimonio. No menos importante es cuidar de sus finanzas así como evitar cualquier intento de privatización o desmembramiento de la misma. Si alguna oportunidad tiene este país de salir de la profunda crísis moral, política y económica, esto sólo será posible con el apoyo de sus universidades e institutos públicos y privados de enseñanza superior, y entre todos ellos la UNAM ocupa, sin duda, el primer lugar. 

Tags: Universidad, docencia, investigación, difusión, servicio, aniversario, existencia

Publicado por pedro_aureo @ 19:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios