Lunes, 04 de enero de 2010
La manera dogmática, irresponsable e intolerante con que el gobierno de Felipe Calderón ha estado manejando la economía nacional no sólo ha puesto en jaque a millones de familias mexicanas, sino que coloca al país entero en una situación cr´tica, que bien puede resultar en un estallido social. Las condiciones están dadas en lo general para que esto suceda. Pero aun si no fuera así, de todas maneras hay que seguir esperando u cada vez mayor deterioro de las condiciones de vida de la enorme mayoría de la población. Deterioro que, como ya está sucediendo, se manifestará de varias maneras: reducción de la recaudación fiscal, o dicho de otra manera, mayor evasión fiscal; aumento de la economía informal y el mercado negro;  aumento en la delincuencia organizada y no organizada; aumento en el consumo de alcohol y drogas; aumento de la violencia social; aumento de la migración hacia Estados Unidos y otros países como Canadá y España, como vías de supervivencia. Como se ve se trata de un conjunto de signos nada alentadores en un país en donde admás de apretarse el pantalón (o la falda) para sacar adelante las finanzas del gobierno y de la oligarquía en el poder, hay una cada vez mayor desesperanza y del desmoronamiento de la moral pública. Así las cosas, no sólo se trata de un retroceso en lo económico, sino peor aún, de una contramarcha en lo social, cultural. Así como un retorno al autoritarismo y las actitudesdictatoriales. El gobierno de Felipe Calderón es pues una marcha atrás en todos sentidos. México vuelve a ser el país de unos cuantos, de un puñado de ricos para quienes México se reduce a sus mezquinos intereses, a su avaricia, a su ruindad. Puestas así las cosas, no queda sino esperar un deterioro y hasta una ruptura de las relaciones sociales, para dar paso a una vida de continua sosobra, donde habrá que acostumbrarse a vivir en la inseguridad, la desconfianza, el miedo y la desesperanza. En un clima así, nopodemos pensar en que vengas inversiones a nuestro país, y tampoco que los propios mexicanos invirtamos en la nación. Con Felipe Claderón seguimos la espiral de  la autodestrucción. Ahora, a poco más de tres años de la gestión de Calderón, ya sabemos de manera diáfana y precisa quiénh es el verdadero peligro para México, sólo un necio o un coludido con este gobierno de muy dudoso origen puede no darse cuenta que el calderonismo está hundiendo a la nación. Y como dice el dicho, "al buen entendedor pocas palabras."    

Tags: dogmática, irresponsable, intolerante, economía, jaque, estallido, ruptura

Publicado por pedro_aureo @ 10:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios