Martes, 26 de enero de 2010

En la participación anterior nos referíamos a la necesidad de que, en un nuevo paradigma social, económico y político, uno de los elementos a considerar para su diseño y construcción sea la Etica. Nos fererimos a la Doctrina Social de la Iglesia, ya que es un modelo que, a diferencia de los demás, de orden mateialista, éste tiene su origen en la religión, y ha sido especialmente importante en Anérica Latina, debido a que la mayoría de la población se define como católica. Peo si en verdad queremos elaborarun nuevo paradigma con fundamentos éticos, no  sólohabra que considerar a la Doctrina Social Católica, sino a otras versiones del propio cristianismo y, sin duda alguna, a otras religiones no cristianas y filosofías. Esto es, debido a que si bien la mayoría es católica, no se trata de un absoluto. De hecho diversos estudios sociológicos y antropológicos han demostrado que el catolicismo va en retirada, y son las versiones evangélicas, protestantes y las mal llamadas sectas, las que están creciendo aceleradamente. Pero también ha aumentado el número de quienes se definen como ateos o agnósticos, y como todo ciudadano o grupo de ellos, también tiene pleno derecho de pensamiento, opinión y expresión. Y si en algo hay que lograr concensos y acuerdos por mínimos que sean, es en el terreno de la ética y de los valores, que permitan una convivencia pacífica, armónica, estable, en la medida de lo humanamente posible. Una ética que influya en las actitudes y comportamientos sociales, económicos y políticos, humanizandolos. La experencia histórica ha demostrado ya el fracaso de vivir sin ética,o de querer generar una ética a partir de lo económico o lo político. Ni el mercado ni la democracia, ni la economía planificada o la dictadura han podido ser  ni deben se fuentes de ética. La ética trasciende esos ámbitos y los supera. La función de la ética es decirnos, como dice Fernando Savater, que hay ciertas cosa que nos convienen y otras no; es decir, ayudarnos a distinguir entre lo bueno y lo malo, y vaya si es tiempo de gran confusión el que vivimos, y por lo tanto, una época en que no es nada fácil distinguir entre lo correcto y lo indebido.
Y si bien es cierto no hay verdades absolutas y que las verdades no se alcanzan por concenso, por democrático que este sea, si hay en el hombre esa capacidad de distinguir y de optar por lo que es bueno. Hoy hace miucha falta en México y en el mundo esa sentido de lo que es bueno, correcto, benéfico, tanto para individuos como para colectividades, como para la sociedad entera.  Estamos en un buen momento para dar el salto adelante y sobreponernos a la parálisis moral a la que estamos sujetos.  Y refiriendonos una vez más a Savater, en la tarea de construir un nuevo modelo social, político y económico, y una nueva cultura con principios éticos que lo funamenten, "nos va la vida." (Savater, 1993. p.20) Terminemos diciendo que tres elementos on indispensables en la tarea de construir una visión ética: libertad, razón y la acción de pensar, vale decir, bien pensar, en base a nuestra urgencia de sobrevivir como individuos sociedad y especie.


Tags: Etica, valores, bueno, correcto, distinguir, confusión.

Publicado por pedro_aureo @ 13:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios