Lunes, 29 de marzo de 2010
Conforme pasan los días, las semanas, los meses y los años, cada vez nos vamos dando cuenta que México es un país sin rumbo. Desde la llegada de losconservadores al poder y su proyecto neoloberal, que más bien debiera llamarse arcaíco liberal, el país perdió en gran medida su dirección. Esto se debe a muchas causas: el patriotismo perdió vigencia, se excluyó el civismo de la educación primaria  secundaria,  se privilegiaron los intereses económicos de una minoría, la clase política le dió la espalda a la sociedad civil y el colonialismo se reformuló para dar lugar a una nueva forma de explotación colonial más sofisticada y elaborada, mediante la inverdsión extranjera de capitales no productivos sin especulativos. adicionalmente se excluyó del discurso oficial al empresariado mexicano y se le apostó todo al inversionista extranjero a quienes, entre otras muchas cosas se les entregó en bandeja de plata, la banca mexicana. Al mismo tiempo, se redujo el tamaño del aparato burocrático gubernamental y se limitó las funciones del mismo, bajo el dogma de la libre empresa, quedando así el Estado maniatado y debilitado frente al capitalismo mundial liderado por el imperio norteamericano. Hoy estamos sufriendo las consecuencias de esa visión del mundo que ha puesto a México de rodillas y lo tiene moribundo. México ha perdido gran parte de su soberanía y, con ella, ha perdido también gran parte de su capacidad decisoria. Hoy, más que nunca se depende de intereses trasnacionales que imponen sus criterios y prioridades, que buscan su beneficio de manera egoísta y mesquina y a los que México no les importa salvo en la medida en que sea fuente de ganancias fáciles para ellos. 
Con un gobierno débil, con una clase empresarial muy pequeña, con empresarios que funcionan como intermediarios de las grandes empresas extranjeras, con un gobierno que no apoya al empresariado nacional y patriótico, con una clase trabajadora empobrecida en todos sentidos, con una sociedad desesperanzada y amedrentada, ¿cómo tener un rumbo, un sentido, un destino? 
Hoy es necesario un cambio de fondo en la sociedad mexicana. Hay que reconstruir moralmente a la nación; hay que generar esperanza y hay que consolidar esa esperanza con hechos económicos, políticos y culturales.  No bastan ni discursos ni promesas y menos aun actos fallidos. No bastan los paliativos, ni los consuelos,ni las peticiones de perdón a esta sociedad duramente golpeada y agraviada. Quienes hoy vivimos en el país no queremos más promesas para un futuro lejano e incierto. Queremos ver hoy lasacciones y los hechos que nos permitan vivir en paz, armónicamente y esperanzadamente, con suficiencia y dignidad. No basta decirnos que nuestros hijos o los nietos vivirán en un país mejor en el futuro. Hoy, aquí y ahora, queremos ese México mejor, para nosotros,la generaciones que ahora vivimos en México. Queremos la certeza de un rumbo determinado, de metas a alcanzar, de logros ya consolidados. Y no va a ser el gobierno, ni la Iglesia ni Elba Esther Gordillo quienes nos lo van a dar, sino que los propios mexicanos tenemos que dárnosla a nosotros mismos. La sociedad civil debe organizarse y rebasar a esas caducas instituciones políticas, económicas, educativas y religiosas cuya incapacidad ha quedado más que demostrada. Sólo la sociedad organizada  puede ir y debe ir más allá de las visiones limitadas, parciales, unilaterales que propone el gobierno, la Iglesia o las instituciones financieras y educativas. Se necesita de hombres libres, y pensantes; se necesita de una visión de conjunto, de un análisis multicausal, de propuestas integrales para atacar la problemática nacional de manera simultánea en diversos frentes. Solo así puede restablecerse el rumbo, tener sentido y caminar con paso firme y seguro hacia las metas propuestas. hay pues que pasar del México sin rumbo al México con rumbo, con sentido y destino. No va a ser fácil, pero no queda de otra si de lo que se trata es de rescatar a la nación.

Tags: México, rumbo, visión, análisis, metas, destino, organización

Publicado por pedro_aureo @ 10:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios