Viernes, 14 de mayo de 2010
Casí siempre, cuando se termina un congreso, encuentro, mesa redonda, panel o clase en un aula universitaria, se concluye que la solución a los problemas que hoy afrontamos, ya sean políticos, económicos, culturales, o de cualquier otro tipo, se arreglan por medio de la educación. Y ciertamente en parte eso es verdad. El problema es que nadie aclara sobre el sentido general del proceso educativo y el contenido de la misma. Sí, la educación puede ayudara la solución de muchos problemas, no hay duda de ello, pero para poder hacerlo, la educación debe ser parte de un proyecto más amplio, de una estatégia integral que ataque de una manera global, holística, los problemas. 
La falta de coordinación de la educación con lo político, lo económico, lo sociocultural, y aun con la vida cotidiana del ciudadano común, es notable. Unos han pretendido que la educación se quede encerrada en sí misma, alejada de la realidad histórica concreta, o por el contrario, se relama que la educación esté estrechamente vinculada a la vida económica, a los procesos productivos y comerciales, limitando así severamente sus alcances. Ni lo uno ni lo otro son soluciones acertadas al asunto educativo. A nuestro parecer la educación no puede dejar de tener dos características, su carácter formador de las nuevas generaciones y  su naturalezaliberadora del ser humano. En el primer caso se trata de socializar a las nuevas generaciones y darle las armas mínimas básicas para que pueda la persona crecer y desarrollarse dentro del ambiente sociocultural, político y económico de manera exitosa. En el segundo, se trata de crear individuos autónomos y responsables, capaces de obrar creativamente con iniciativa propia, de manera responsable y solidaria para con los demás.
Así que la cuestión no se agota, en una educación enciclopédica desvinculada de la realidad, por un lado, ni en una educación para el mercado. El ser humano es más que una biblioteca ambulante o un agente económico o político. Todo proyecto encaminado a frenar o limitar la libertad humana, su libertad de pensamiento, opinión y expresión; su libertad de iniciativa y acción, estará destinado al más rotundo fracaso. Todo proyecto de educación que se dirija a fomentar la conformidad, la pasividad ó la resignación de individuos o grupos al orden establecido, no es más que un proyecto  enemigo del hombre. Todo proyecto que se limita a capacitar y habilitar al individuo para la producción industrial o el comercio y los servicios, es un proyecto servil al poder político y económico.
Así que cuando se dice que los problemas se arreglan aunque sea en parte por la educación, la siguiente pregunta es necesariamente, qué educación, ¿con qué principios éticos, con qué valores, con qué intenciones, con que visión del ser humano? 
De esto se desprende que la educación debe ser parte de un proyecto global de desarrollo de los individuos y la sociedad, que en parte ha de estar coordinado con el mundo económico, político y cultural; pero también tiene que ser un proyecto liberador, que busque crear seres humanos, ya lo dijimos, libres, autónomos, responsables y solidarios. Un proyecto con la mira puesta en un presente y futuro mejores, más justos, equitativos, pacificos.  Un proyecto con fundamentos éticos y morales. Un proyecto educativo que atiende a los factores materiales necesarios para sostener la vida, pero que no se olvida de los aspectos psicoculturales y el lado espiritual del ser humano.
Es sin duda un proyecto por elaborar y construir, pero a nuestro juicio, un proyecto por el que hay que apostar, si queremos una sociedad mejor. La educación no lo puede todo, y tampoco se trata de atiborrar a los alumnos de muchas materias, pero si de hacer una elección sabia de contenidos, técnicas pedagógicas, de estrategias de enseñanza, que apunten a crear en las aulas y fuera de ellas, seres humanos, no solamente agentes económicos o actores políticos, no solamente individuos aislados, encerrados en sí mismos, desconectados y solitarios,  ó miembros acríticos de la masa amorfa.  

Tags: educación, coordinación, libertad, responsabilidad, solidaridad

Publicado por pedro_aureo @ 10:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios