Martes, 27 de noviembre de 2012

A partir de los últimos resultados electorales y de los eventos políticos y económicos que se han sucitado en los últimos meses, es posible afirmar que el liberalismo, como la democracia son en México todavía un proyecto en vías de realización, más que una relaidad presente y vigente. Desafortunadamente el liberalismo se ha  constreñido a lo puramente económico y lo ha hecho en una vertiente muy perversa, que es el neoliberalismo, lo que ha significado no libertad económica para todos los actores, sino sólo para unos cuantos, que, dicho sea de paso, cada vez son menos y más poderosos tanto en lo propiamente económico, como en lo político. Se ha caído en actitudes y comportamientos monopólicos en los sectores más importantes de la economía, cerrando así oportunidades a muchos posible participantes en dichos sectores. Así que una de las grandes batallas por librar es justamente contra los monopolios, duopolios y oligopolios que actualmente controlan en su beneficio particular amplios sectores de la vida económica. Y no será una batalla fácil de librar en México, cuando esos monopolios se encuentran coludidos y protegidos por el gobierno en sus tres instancias, la federal, la estatal y la municipal. Sin embargo,la batalla debe darse para que se amplien las oportunidades para garndes sectores de la población que hoy carecen de oportunidades laborales y de posibilidad de hacer negocios. México carece de un sector empresarial fuerte y sólido, porque habiendo seguido los consejos del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización Mundial de Comercio  y los "expertos" tecnócratas de Harvard, Yale y la Universidad de Chicago, se decidió por proteger y favorecer a las grandes empresas monopólicas nacionales y extranjeras. Así que si el liberalismo no ha traído igualdad, libertad y fraternidad es porque sus principios se han aplicado en beneficio de unos cuantos, tergiversando su contenido y traicionando su más noble ideal que es la libertad del individuo y la defensa de sus derechos. El nerooliberalismo ha sido una traición a los más caros ideales y principios liberales, a su ética, as u moral. Por tanto, el liberalismo en su sentido más humanitario y noble, es en México, un proyecto y un ideal a realizar.  


Publicado por pedro_aureo @ 18:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios